Noticia

Y por fin disfrutamos de un partido en el Juan María Parés Serra

12 de Septiembre de 2020

El Juvenil A disputó su primer amistoso de pretemporada ante el San Martín de Primera Regional, en un partido que finalizó con empate a cuatro y que se convirtió en el primero desde marzo en nuestro campo.

Imagen principal noticia

Comenzaron el pasado lunes los entrenamientos de nuestro primer equipo, nuestro filial y el Juvenil de Liga Nacional para preparar la temporada 2020-21 y dentro de esa normalidad que volvemos a tener, también se esperaba el regreso de esos partidos de preparación que son la antesala de la competición.

Había expectación y muchas ganas de fútbol, así que más de un centenar de personas se acercaron al Juan María Parés Serra, cumpliendo con absoluta pulcritud, tanto jugadores como público, con todas las medidas de prevención y control para evitar la propragación del COVID-19, dentro de esos protocolos sanitarios imprescindibles para el regreso del fútbol.

Y nos volvimos a encontrar con el balón rodando sobre el césped, con regates, paradas, goles e incluso alguna protesta, pero, sobre todo, con la felicidad de los que estábamos en nuestro campo, volviendo a disfrutar de aquello que nos une, que no es otra cosa que la pasión por el fútbol. ¡Cuántas tardes de confinamiento hemos fantaseado con disfrutar de nuevo de un partido de nuestro Textil Escudo!.

Ese momento llegó, y la responsabilidad de ese reencuentro colectivo con el fútbol seis meses después de que llegara el virus que nos ha cambiado la vida, recayó en un Juvenil A que promete. Tardaron en carburar los discípulos de Cape, Óscar y Alberto, quizá porque sintieron en algún instante esa presión de protagonizar un regreso tan ansiado, mientras que el oficio de un equipo senior como el San Martín de Suances se hacía notar para aprovecharse de los errores del Juvenil y ponerse con un 0-3 demasiado contundente.

Hubo cambios, rotaciones y pruebas, consiguiendo Lucas Sánchez acortar distancias para que al descanso se llegara con 1-3. En la segunda parte salió a relucir la mejor versión de un Textil Escudo que empezó a confiar en sí mismo y a creerse capaz de remontar la desventaja de dos goles, anotando de nuevo Lucas Sánchez, de penalti y poco después Lucas Renedo anotó el empate a tres. La alegría fue efímera porque fruto de ese afán de culminar la remontada llegó un golazo visitante para poner el 3-4, pero el equipo local no se resignó para darle alguna alegría más a los suyos. De nuevo desde los once metros fue Lucas Renedo el encargado de anotar el definitivo 4-4 y dejar a los suyos el buen sabor de boca de ver a un equipo ir de menos a más a por el partido.

Pero más allá del resultado, nos quedamos con la satisfacción de observar de primera mano que, cumpliendo las normas, el fútbol es posible y eso es un paso adelante no solo para el deporte, sino para nuestras vidas, del que estamos obligados a sentirnos orgullosos.



Sin Comentarios


Iniciar sesion


Volver Noticiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir su utilización, aunque debera tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades en la navegación. Si continúas navegando, aceptas su uso.

AceptarCambiar configuración