Noticia

La disposición tuvo premio para el capitán Quintana

05 de Octubre de 2018

El capitán del Juvenil A del Textil Escudo, Ignacio Sánchez Quintana, debutó con el equipo de Tercera División el pasado domingo en Bezana.

Imagen principal noticia

Texto de Óscar Arcones

La proyección de Quintana, o como le conocen sus compañeros del Juvenil de Liga Nacional, Cuco, no pasa desapercibida desde hace muchos años en el Textil Escudo, donde ha ido avanzando categorías hasta alcanzar el domingo la primera aspiración de todo canterano, la de debutar con el primer equipo en Tercera División.


Fueron apenas cinco minutos sobre el césped del Municipal de Bezana, sustituyendo a Manu Gómez para tratar de aportar su fuerza en banda izquierda en los últimos compases de un encuentro agónico y con emoción por la incertidumbre del 0-0 en el marcador. ¿Y qué sintió Ignacio? "Satisfacción por haber trabajado durante mucho tiempo para poder debutar con el Tercera", expresa con naturalidad, haciendo balance de una experiencia corta que espera que se repita.

Ese esfuerzo de Ignacio se materializó en el debut, pero viene de un trabajo tiempo, con su equipo, el Juvenil de Liga Nacional, pero también con su disposición para ayudar siempre a los equipos de arriba, el Textil Escudo B de Segunda Regional, con el que ya anotó un tanto y ahora con el Tercera División.


El fútbol es protagonista habitual en el día a día de nuestro protagonista, que el sábado tuvo protagonismo en el triunfo del Juvenil A frente al Marina Sport, consiguiendo además el gol que inauguraba el marcador. El lateral cabezonense anotó en el minuto 2 el duelo ante un rival directo en la zona alta de la clasificación "robé en medio campo, se la pasé a Sergio el delantero, le pedí que me la devolviera, recorté y con la derecha logré marcar", explica su primer motivo de alegría de un fin de semana, el último de septiembre, que le iba a deparar aún más felicidad.

"Al acabar el partido, me comunicó mi entrenador, Julián, que estaba convocado con el equipo de Tercera para el domingo", rememora Ignacio, que ya había entrenado el martes a las órdenes de Pablo Lobeto. "No me esperaba la convocatoria, aunque había estado con el equipo, fue una alegría", así que se marchó a casa a descansar "vi el derbi en la televisión y a descansar para el domingo".

Durante ese día de partido reconoce el capitán del Juvenil que "no me puse nervioso. Solo un poco cuando me mandó calentar, pero entrando en calor ya solo pensé en el partido". Un encuentro intenso y disputado, con igualdad en el marcador y responsabilidad para afrontarlo. Pero Quintana no se amilanó "me dijo Pablo que estuviese tranquilo y que lo hiciera como en mi equipo".


Suele jugar de lateral izquierdo, posición que cubría en el encuentro Guijarro, por lo que Ignacio entró como extremo en el partido "había un jugador habilidoso por ahí y me dijo que ayudara a Guijarro en todo lo que pudiera. Y eso hice", resume antes de recordar que la gran diferencia entre la categoría Juvenil y esta Tercera División está "en el ritmo, que es otro mundo". Desde el inicio Ignacio tenía que poner intensidad y por eso no se amilanó en la disputa de balones con los rivales y es que la receta estaba clara: "Aquí hay que ir con fuerza" y así fue, poniéndole ese despliegue físico que requería el encuentro.


La concentración tenía que ser máxima, así que reconoce que en esos instantes previos a su participación en el encuentro "no me acordé de nadie. Estaba concentrado en el partido para ayudar al equipo y ya", así que salió y dejó muestra de su compromiso con el equipo, ayudando a conseguir "un punto importante fuera de casa, vi al equipo muy sólido".


Ese punto a domicilio, el primero que consigue el Textil Escudo lejos de casa en esta campaña, contó con Ignacio Sánchez Quintana como protagonista, que recibió la enhorabuena de familia y amigos y quizá le cueste invertir parte de su primera prima en invitar a los compañeros. "Algo habrá que hacer", afirma con la satisfacción de haber empezado a contribuir con el Textil Escudo de Tercera División, donde espera "volver a estar", al igual que en el Segunda Regional y, sobre todo, en su equipo, el Juvenil A, con el que se muestra ambicioso "tenemos que pelear por todo".


El esfuerzo continuado de Ignacio para ayudar al Textil Escudo tuvo un buen premio en Bezana, con un debut en Tercera División que seguro que no olvidará y que sirve de ejemplo para la cantera del club de su vida, en el que se ha formado y que ha valorado su afán de superación y de contribuir siempre que ha sido llamado.


Enhorabuena al Capitán Quintana, uno de los nuestros



Sin Comentarios


Iniciar sesion


Volver Noticiero

Según el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico así como en el Considerando (30) RGPD informamos de que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de CookiesAceptar