Noticia

Los aires difíciles

15 de Diciembre de 2018

El Textil Escudo cae derrotado por 2-1 ante el Torina en su último partido a domicilio del año, encuentro marcado por el fuerte viento reinante.

Imagen principal noticia

Por Óscar Arcones

La asignatura pendiente del Textil Escudo sigue siendo jugar lejos del Juan María Parés Serra, donde el bagaje de tres empates y ningún triunfo resulta escaso y donde el año acaba fuera de casa con derrota ante un rival directo en la clasificación que se mostró más resolutivo, teniendo en su portero Manu al gran protagonista por sus brillantes intevenciones en la segunda mitad.



El viento sopló a favor del equipo local en la primera mitad y ese factor se convirtió en determinante porque condicionó cualquier intento de elaboración por parte del Textil Escudo. El primer ataque del choque sin embargo fue para el Textil Escudo, con una buena internada de Bruno por la derecha que detuvo el meta local en el minuto tres, dando paso a un asedio cada vez mayor sobre la portería de los cabezonenses por parte de los atacantes del Torina.


Kike consiguió desbaratar el primer ataque de Lavid con una gran intervención, teniendo después una llegada Andrei en la que el colegiado indicó fuera de juego cuando se plantaba en el área. En el primer cuarto de hora las acciones se endurecieron entre ambos conjuntos y hubo varias cartulinas amarillas consecutivas, antes de que el fútbol resultara de nuevo protagonista con Kike Bárcena sosteniendo bajo palos al Textil Escudo.


Primero realizó una gran parada a Lavid tras un córner y aunque no pudo hacer nada con el disparo de José Félix tras otro córner, el meta cabezonense se convirtió en el más destacado de los suyos para detener la amenaza rojiblanca. Un tiro lejano de Jairo se envenenó y Kike se estiró con acierto, sin que el Textil Escudo consiguiera superar la presión local y, sobre todo, el viento en contra. Con el pie desbarató ante David y después fue la falta de puntería de Lavín la que salvó al Textil Escudo de una desventaja mayor en dos ocasiones sin que se hubiera cumplido la primera media hora.


En ese momento comenzó el Textil Escudo a jugar por bajo y a interpretar que la única forma de avanzar era con el balón sobre el césped y no por el aire. De esas combinaciones la más clara fue una acción en la que Andrei recortó ante su par y su disparo desde la frontal lo detuvo el portero, consiguiendo equilibrar las fuerzas para que al descanso el 1-0 fuera el que reinara en el marcador, con la esperanza de poder aprovechar tras el descanso el viento favorable.


Para esa segunda parte entró desde el banquillo Javi Delgado, el último fichaje textil, pero al equipo le costó trasladar el peligro a la portería del Torina. Un cabezazo de Aitor tras falta se marchó desviado y tardó en volver a probar fortuna el Textil Escudo, con un disparo de Edgar que se marchó desviado. El que golpeó de nuevo fue el equipo local, con José Félix cabeceando con maestría para anotar el 2-0 en el único desajuste defensivo visitante en toda la segunda mitad.


Tras el gol se rehizo el Textil Escudo y durante esa media hora fue cuando consiguió creer al máximo en sí mismo, recobrando ese espíritu aguerrido que le caracteriza y que a domicilio le está costando encontrar. Pero al igual que resurgió la ambición en las filas textiles, salió a relucir la capacidad del guardameta Manu. En primer lugar realizó un paradón a Cano en el segundo palo, con remate tras centro con la cabeza de Raúl Acto seguido fue Manu el que buscó el disparo potente y ajustado, pero se encontró con un portero en estado de gracia.


Javi Delgado también probó fortuna con un disparo y un defensa ayudó al meta en el despeje, teniendo de nuevo Bruno una opción de cabeza que se marchó rozando el poste. Manu le siguió amargando la tarde a Pablo Cano con un nuevo disparo y un cabezazo tras el cual se pidió penalti en el área del Torina, aunque el diez del Textil Escudo consiguió resarcirse para llevar a la red la que, probablemente, fue la acción más complicada para que anotara. Fue un disparo de Edgar que se encontró de nuevo con Manu, pero Cano recogió el rechace y con la zurda consiguió poner el balón lejos del alcance del portero.


Era el minuto 84 y el Textil Escudo creyó más que nunca, aunque en esta ocasión la confianza no fue suficiente y los ataques finales con más corazón que cabeza se vieron truncados por la zaga del Torina, que se defendió con uñas y dientes para hacerse con el triunfo y romper las ilusiones de los de Cabezón de la Sal. El Textil Escudo encadena su cuarta derrota consecutiva, pero volver a jugar en casa, en el Juan María Parés Serra donde las ilusiones siempre suelen cumplirse, donde el apoyo de la afición resultará fundamental para que el viento sople durante los noventa minutos a favor de un equipo que se esforzará al máximo por despedir el año de manera victoriosa.


TORINA: Manu, Manuel (Kevin, min.92), Chino, Javi, Pito, Jose, David (Josi, min.72), Lavín, Cristian (Gallo, min.55), José Félix y Jairo.

TEXTIL ESCUDO: Kike, Edgar, Aitor, Adri, Guijarro, Manu Gómez (Jorge, min.68), Bruno, Pablo Cano, Andrei (Kun, min.80), Bordas (Javi Delgado, min.45) y Raúl.

GOLES: 1-0 José Félix (min.19); 2-0 José Félix (min.62); 2-1 Pablo Cano (min.84).

ÁRBITRO: Raúl Huerta Fernández. Amonestó a Pito, David, Cristian y Chino, del Torina y a Adri, Bruno, Manu Gómez, Alberto, Aitor y Kun, del Textil Escudo.
Javi Delgado regresa al Textil Escudo


Sin Comentarios


Iniciar sesion


Volver Noticiero

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir su utilización, aunque debera tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades en la navegación. Si continúas navegando, aceptas su uso.

Aceptar Cambiar configuración